5 aspectos de la visibilidad en Internet

Si has tomado la decisión de atender mejor a tus clientes y optimizar tu visibilidad, este artículo fue hecho especialmente para ti. 😉

De forma sencilla conocerás 5 aspectos (no infalibles, por supuesto) que ayudarán a tu negocio a ser más visible.

1. Mi negocio está en una red social (por lo menos)

Las redes sociales son el punto de encuentro de todo el mundo actualmente. La reciente pandemia incrementó este hecho de forma trascendental, por razones obvias. Si estás en redes sociales será mucho más fácil conseguir visitas, pero recuerda que no todas las visitas son ideales. Una vez obtienes tráfico necesitas filtrar a tus contactos para quedarte con los que verdaderamente podrían llegar a comprarte, y debes desarrollar una relación de confianza con ellos antes de venderles.

2. Comparto contenido de valor periódicamente.

De nada sirve estar en redes sociales, tener un blog o cualquier otro método de visibilidad si no publicas nada.

A nadie le importa que estés o no, sino encontrar nuevos contenidos que responden efectivamente a sus problemas y necesidades. Y por supuesto, si eres tú quien publica esos contenidos, serás el referente en la mente de tu cliente. 

3. Tengo un sitio web propio, con un dominio personalizado

Este es el fundamento de tu estrategia de visibilidad. Tu sitio web es el lugar que visitarán tus clientes potenciales una vez hayas captado su atención en redes sociales o a través de conocidos. Aquí es donde las visitas se convierten en clientes.

Existen muchas ventajas de tener un sitio web, pero estas tres son las que más se destacan en el contexto de este artículo:

  1. Interactividad. Cuando vemos un anuncio de determinado producto o servicio, es común que lo descartemos mentalmente. Sin embargo, cuando interactuamos con la empresa de alguna forma, aunque sea mínima, llegamos a tener una experiencia con la marca, y será mucho más fácil recordarla en el futuro.
  2. Profesionalismo. Existen muchos vendedores de servicios informales y poco confiables. Estos pueden aparecer por todos lados, e incluso pueden salir en redes sociales ofreciendo sus servicios. Sin embargo, será muy difícil que dediquen el tiempo y esfuerzo necesarios para hacer un sitio web. Debido a esto, el sitio web hará que tus clientes potenciales te tomen mucho más en serio.
  3. Exclusividad. Similar, pero no igual al punto anterior. Cualquiera puede abrir un perfil en redes sociales, o pedirle a su primo Jorge que le avise a su amigo del servicio que está ofreciendo. Sin embargo, esto no le hace destacar de la competencia. Sigue siendo un vendedor de redes sociales. En cambio, quien tiene un sitio web con su propio dominio se destaca (siempre que su web esté correctamente diseñada y redactada), y tiene presencia exclusiva.

4. Tengo un canal de atención al cliente rápido y accesible

Es genial tener un sitio web, y anunciarte de mil maneras, pero una vez interesados en tu oferta, ¿tienen tus clientes una manera rápida de contactarte? Internet es genial para atraer clientes, pero si no atendemos a los clientes potenciales a tiempo, estos buscarán en Google una segunda opción. En muchas ocasiones, poner tu número de WhatsApp Business será suficiente (incluso puede funcionar uno personal). Sin embargo, no recomiendo esta opción porque no permite categorizar a los clientes, revisar las estadísticas de atención, ni delegar la atención al cliente sin tener que cambiar de número, copiar los chats para recordar lo que se ha hablado con el cliente, y un larguísimo etcétera. Llevo bastante tiempo utilizando una herramienta que se integra en mi sitio web, y me permite ofrecer a mis clientes un medio de contacto, sin necesidad de que ellos salgan de mi sitio web. No entraré en detalles para no alargar innecesariamente el artículo, pero te invito a conocer más de cerca a Jivo, mi herramienta favorita para atender clientes. 😉

5. Utilizo email marketing para fidelizar clientes

El email marketing consiste en dar un lead magnet (algo que se le da al usuario de forma gratuita para conseguir que se suscriba a tu boletín), de modo que puedas compartir contenido de valor con tus clientes potenciales, a fin de generar confianza mientras llega el momento oportuno para venderles. Podríamos ahondar más en el tema, pero esta es la esencia.

Por supuesto, escribir los correos manualmente, cliente por cliente, y apuntando en una libreta las direcciones de correo sería una tarea abrumadora.

Es por eso que recomiendo usar la herramienta que yo mismo utilizo para ello (y que sirvió para hacerte llegar este correo sin que yo moviera un dedo), MailerLite. Si tienes duda sobre cómo usarla, tienen la llamada MailerLite Academy, en la que te enseñan a usar la herramienta al 100%. Al igual que Jivo (la herramienta de atención al cliente), MailerLite tiene versión gratuita, por lo que puedes probar su efectividad sin gastar un centavo.

Espero que los puntos arriba mencionados te sirvan para que tu negocio crezca en clientes, ventas y ganancias.

Si aún estás a medio camino para llenar las casillas de tu lista de chequeo, te recomiendo visitar mi página de diseño web para negocios

¡Mucho éxito, emprendedor!