¿Tu sitio web genera ingresos?

Hay muchas razones para tener un sitio web, como entretenimiento, para compartir experiencias con tus conocidos a través de un blog, etc. 

Sin embargo, la mayoría de las veces, un sitio web se crea para ganar dinero, así que exploremos tres razones de mucho peso que podrías tener para hacer un sitio web propio:

Construir tu marca personal

La marca personal consiste en ponerte a ti mismo como una “marca comercial” para que los clientes confíen en ti, y no solamente en tu empresa.

¿Y para qué sirve esto?

En los emprendedores es común que surjan muchas ideas de negocio. Si cambias de negocio, o abres uno nuevo, te encantará que la base de clientes que ya tienes en un negocio se una a la base de tu nuevo negocio, y si tienes una marca personal, tus clientes te seguirán a ti, y por ti comprarán en cualquiera de tus empresas.

La ventaja más destacada de la marca personal es que nadie puede igualarla. Tú eres tú y nadie más lo será. Nadie puede replicar tus experiencias, el origen de tu negocio, tu modelo de negocio, etc. Las principales estrategias utilizadas para construir la marca personal son:

  • Canal de YouTube
  • Blog
  • Podcasts
  • Redes sociales

Sin embargo, una clave para todo esto es tener una página de aterrizaje en la cual conectes con los clientes potenciales, un lugar en el cual puedan comprarte algo, y darte un beneficio.

Sin lugar a dudas, la mejor forma de establecer un lugar de aterrizaje es tener un sitio web propio que te permita mostrar tu propuesta y dar contenido de valor a tus clientes.

Promocionar tu negocio

Si ofreces un servicio a nivel regional, nacional o mundial (por ejemplo, un coach de vida), puedes poner tu sitio web como medio de propagación de publicidad. Cuando alguien necesita de alguien como tú, lo más normal en este siglo será que busque en Internet. Si tienes un sitio web que aparezca cuando alguien busca a un profesional como tú, probablemente te contrate.

Ganar dinero directamente

Algunas maneras de ganar directamente de tu sitio web son:

Consiste en recomendar determinados productos o servicios de un tercero, y recibir una comisión por cada venta que logres.
Compartes contenido de valor con tus clientes, y pones anuncios en tu sitio. Cada vez que un cliente haga clic en uno de los anuncios, se te pagará una pequeña comisión.
Aunque parezca extraño, hay muchas personas que estarán dispuestas a donar una pequeña (o no tan pequeña) cantidad de dinero en agradecimiento por alguna información que hayas compartido con ellos.

Son productos digitales como cursos, e-books, podcasts, o más, que la gente puede comprar directamente en tu sitio web. La gran ventaja de este tipo de productos es que no tienen un costo de fabricación. Los haces una sola vez y luego lo vendes sin límites.
ventaja de este tipo de productos es que no tienen un costo de fabricación. Los haces una sola vez y luego lo vendes sin límites. Te recomiendo probar a Payhip, si quieres vender infoproductos, puedes empezar de forma gratuita.

Es parecido a un blog, pero en lugar de compartir artículos escritos, compartes la información en formato de vídeo. Puedes publicarlos en YouTube y ganar dinero desde dicha plataforma, y atraer tráfico desde tu sitio web. También puedes incrustar tus vídeos en tu sitio.

Puedes ofrecer tutoriales, cursos o información importante que los usuarios reciben registrándose en tu sitio web, a cambio de una mensualidad determinada. Esta función, al igual que la venta de infoproductos, es muy fácil de gestionar con Payhip.

Para las tres opciones mencionadas con anterioridad necesitas un sitio web con dominio personalizado, que te permita posicionarte en Internet y atraer clientes. Una vez tienes esto, todo tu trabajo en redes sociales, publicidad de boca a boca, conferencias y más tendrá un lugar de aterrizaje, un lugar en el cual recibir al cliente y darle un resumen de toda tu oferta para tomar la decisión de compra, que es la que estamos buscando.

¿Estás convencido de que es el momento de hacer tu sitio web, pero no sabes por dónde comenzar?

He estado en esa situación, y sé cómo ayudarte. ¡Pincha este enlace!